Loading...
Home 2018-06-20T14:22:00+00:00

Descripción

Este es unos de los edificios mas emblemáticos, en el corazón de la zona residencial principal de la Zona Colonial de Santo Domingo. En la década de los años 30 fue construido para alojar la clínica del Doctor Elmúdesi. Frente al Parque Duarte, el edificio Elmudesi se considera parte del patrimonio arquitectónico de la República Dominicana. Sus 21 habitaciones y su estilo único lo hacen ideal para un hotel pequeño, condominios de lujo u oficinas de prestigio.

Desde la azotea se pueden ver todos los principales lugares de interés histórico de la República Dominicana, además de la vista al mar. En cada habitacion se encuentran pisos originales de baldosas de cerámica, completamente intactos.

La ubicación es ideal, ya que el entorno directo alberga muchas de las casas coloniales del siglo XVI de la zona colonial, que se están restaurando como casas unifamiliares de lujo, apartamentos y hoteles boutique. Esta zona residencial es más tranquila y relajada que el lado norte de El Conde y es el área mayor demanda para compradores e inversores extranjeros.

Robert DeNiro quedó cautivado por esta propiedad cuando la usó para escenas de la película ‘The Good Shepard’, protagonizada por Matt Damon y Angelina Jolie.

Calle Duarte #51, esq. Antigua calle pedro valverde y lara (Parque Duarte). Ciudad Colonial de Santo Domingo

  • Toda la estructura está hecha de hormigón armado visto, en el exterior.

  • Terraza en la azotea, con una exclusiva torre-mirador.

  • Patio interior.

  • Pisos de mosaico hidráulico.

  • 21 habitaciones.

  • 12 unidades de baños.

  • 5 cocinas.

  • 2 escaleras.

  • Puertas y ventanas francesas y antillanas.

  • M2 del solar: 404.66 M2

  • M2 de construcción: 850.00 M2

  • Altura interior: 4.50 Mts. (Primera planta) 3.88 Mts (2ª planta)

Fotos

Fotos exteriores del inmueble

Fotos interiores del inmueble

Fotos de pisos interiores

Detalles ornamentales de la fachada

Antecedentes históricos

Antiguo plano de la Ciudad de Santo Domingo, año 1882. (Fuente: Imágenes Insulares, Cartografía Histórica Dominicana, Casimiro de Moya).

El Parque Duarte, en cuyo extremo noroeste se erigió esta pieza única de arquitectura local, está situado frente al viejo e histórico templo del ex convento de padres predicadores, en la calle padre Billini, con lados a las calles Duarte, Hostos y la desaparecida Pedro Valverde y Lara, fue designada con varios nombres: Plaza de Anacaona, Plaza de Santo Domingo y Plaza del Ex Convento Dominico, siéndole destituido este último nombre, por el de Plaza Duarte el 20 de noviembre de 1891. Esta plaza esconde una grata aureola de historias como: que en un árbol de esta plaza, situado casi al frente al edificio de La Tercera Orden Dominica, al este y en la calle de los Mártires, hoy calle Duarte, fueron ahorcados los dos padres religiosos Dominicos, Juan de Caravia y Juan de Illanes, por los soldados ingleses del corsario Drake en 1586. Otra historia cuenta que allí, fue ajusticiada la bella, inteligente y bondadosa india Anacaona, la amable reina de Jaragua, mujer del valiente cacique Caonabo.

La plaza Duarte era en tiempos coloniales, la plaza de toros en las solemnidades de la venerada Virgen del Rosario. Esta plaza fue teatro de la formidable lucha eleccionaria del 15 de junio de 1843, sostenida por el ilustre caudillo de la separación, Juan Pablo Duarte y sus huestes separatistas, contra el elemento haitiano, siendo los resultados favorables. Por este hecho memorable fue bautizada esta plaza, con el nombre de Duarte. En 1891, se organizó una junta para hermosear esta plaza. Se la rodeo entonces con un bonito enverjado de hierro y se trazaron sus arietes, colocándose allí bancos y faroles, dándole carácter de parque. En su centro, fue erigida e inaugurada el 16 de julio de 1930, la estatua del ilustre fundador de la Republica, General Juan Pablo Duarte, obra del famoso escultor italiano Tromannine.

La calle este de la plaza, la calle Duarte, cuya antigua extensión era desde la Cuesta de San Miguel que llamaban “Cuesta del Vidrio”, hasta la capilla de la Tercera orden Dominica, antiguamente era conocida como calle Los Mártires, en memoria según se decía, del horrible martirio sufrido por dos religiosos dominicos del convento de predicadores en esta calle, en 1586, cuando el célebre corsario Francis Drake ocupo esta ciudad de Santo Domingo en dicho año. A esta calle se le llamo también Calle de los Baños, fue llamada así, por haber existido en una casa situada en esta calle entre la calle el conde y la calle arzobispo Nouel, un establecimiento de baños públicos. Esta calle recibió su consagración oficial que le fue acordada por el ayuntamiento de Santo Domingo en su resolución de fecha 21 de marzo de 1859, como tributo de recordación al más insigne de todos los dominicanos, General Juan Pablo Duarte. En la ya mencionada esquina noroeste de la plaza, fundó el 18 de febrero del 1880, durante el gobierno provisional del General Gregorio Luperón, el ilustre educacionista, don Eugenio María de Hostos, la Escuela Normal Superior de Santo Domingo, primera escuela de maestros en la ciudad, la que trasladó poco después, al edificio conocido, como Capilla de La Tercera Orden Dominica, aledaño a la misma plaza, y que hoy ocupa la Biblioteca pública. En el centro educativo se formaron los primeros maestros normales de la República Dominicana. La escuela celebró su primera investidura el 28 de septiembre de 1884, la graduación de los seis primeros maestros: Félix Evaristo Mejía, Arturo Grullón, Francisco José Peynado, Lucas T. Gibbes, José María Alejandro Pichardo y Agustín Fernández.

Anuncio del periódico Listín Diario (LD, 2-12-1916).

Lucha eleccionaria contra el elemento haitiano, 15 de
junio de 1843.

Develizamiento de la estatua al patricio Juan Pablo
Duarte, 16 de junio 1930. Parque Duarte.

Eugenio María de Hostos, segundo de izquierda a derecha y sus discípulos de la Escuela Normal. 1888.

La clínica contaba con la novedad del Autoclave, de los instrumentos modernos, un quirófano bien ambientado, habitaciones con mobiliario traído de Europa y Estados Unidos. La Clínica pasó a llamarse Clínica Elmúdesi y Permaneció en la Nouel hasta el 1938. Al finalizar la construcción de su vivienda, en los primeros cuatro años de funcionamiento, se convirtió en el centro de referencia de las cirugías de urgencia de una buena parte de la ciudad y de algunas comunidades aledañas. La bella propiedad del Doctor Antonio Elmúdesi, fue construida por Benigno Trueba en 1936, durante la transacción al movimiento moderno, en un mundo asimétrico, donde la calamidad de unos suele ser bonanza de otros. La República Dominicana experimentaba un vigoroso programa de edificaciones públicas emprendido por el Gobierno de Ocupación Militar que comprendió planteles escolares, centros de salud, facilidades burocráticas y carreteras, generó un impulso modernizador en la infraestructura de las ciudades más notorio en Santo Domingo y San Pedro de Macorís, que se extendió al sexenio de Horacio Vásquez. Cuando Trujillo asumió en 1930 y San Zenón asoló con sus vientos enfurecidos la capital, las edificaciones que resaltaban en pie ante panorama tan ruinoso, eran aquellas estructuras elevadas de concreto edificadas en años recientes. Una de las figuras más interesantes en el proceso de modernización que experimentó la República Dominicana en las primeras décadas del siglo pasado fue Benigno Trueba Suárez (1887-1948), natural de Puerto Rico egresado como ingeniero industrial de Barcelona, donde residió desde los 12 años junto a su familia, quien sirvió inicialmente como ingeniero municipal en Ponce.

Anuncio del periódico Listín Diario (LD, 2-12-1938).

Plano catastral de la edificación en 1934.

Sobre el arquitecto

A mediados de la década del 10 diseñó y construyó:

  • La Fábrica Nacional de Fósforos de Puerto Plata.

  • Gradas del Hipódromo La Primavera en la capital.

Pronto los talentos de Trueba fueron aprovechados por la sección de carreteras del Departamento de Obras Públicas, involucrándose en los tramos San Isidro-Guerra, Azua-San Juan de la Maguana, Hato Mayor-El Seibo, así como en el emplazamiento de puentes de hormigón armado.
A partir del 20, actuando como ingeniero arquitecto, fue artífice de emblemáticos edificios de factura neoclásica y ecléctica que dieron a la vieja ciudad un revitalizante toque de modernidad. Unos levantados en la pujante arteria comercial El Conde:

  • La Ferretería La Marina de Joaquín García Do Pico.

  • El Hotel Colón frente al Parque Colón, de Marino Cestero.

Al igual figura un conjunto de edificios de uso comercial y residencial que marcaron la historia de esta vía central:

  • Cerame (1923).

  • Baquero (1928).

  • Edificio Diez (1929).

Otras calles relevantes como la Arzobispo Meriño se beneficiaron de la pericia constructora de Trueba, quien dejó estampado su estilo:

  • Hotel Palace de Guillermo Menéndez (1923).

  • Colegio Quisqueya (1932).

La huella modernizante de Trueba, que se prolongaría en su descendencia, caló hondo. La T de Trueba quedó marcada indeleble en el cuerpo de concreto de nuestra vieja urbe, al plasmar volúmenes lo más cercano local a las ciudades de crecimiento vertical. La residencia Elmúdesi, construida en un momento en que la arquitectura de la ciudad experimentaba un cambio hacia el movimiento moderno, era una de las casas no coloniales más bellas de la ciudad, de estilo ecléctico, aun podemos admirarla a pesar del abandono en que se encuentra. Es una pieza única de la arquitectura local por sus proporciones y formas armónicas. Es considerada obra de estilo tardío o de desfase dentro del proceso evolutivo de la arquitectura. Sin embargo, la casa se destaca por su diseño, los detalles decorativos, la herrería, la carpintería, el material como recurso compositivo, la disposición de los vanos, la definición de los accesos, tratamiento urbano, la disposición de los cuerpos de la fachada, la combinación de los diferentes elementos de diversas procedencias, el coronamiento de los cuerpos y la calidad constructiva. En el primer nivel de la residencia funcionó la clínica Elmúdesi, al desaparecer, éste primer nivel se convirtió en dos viviendas, una hacia la calle duarte y la otra hacia la antigua calle pedro Valverde y Lara (dicha calle desapareció con la ampliación del parque duarte). En el segundo nivel de la residencia vivía la familia Elmúdesi Porcela. El Edificio Elmúdesi tiene dos entradas laterales cuyos marcos superiores son bien curiosos. Forma cóncava con medio metro de proyección saliente cubierta totalmente de tejas planas. Los soportes están formados por dos cuerpos inclinados unidos centralmente por un bordeado de redondeles tallados con el altorrelieve de líneas curvas. El de la parte de abajo la forma otro cuerpo estriado cuyo borde curvo se inicia y termina enroscado.

El edificio Elmúdesi es considerado como parte del patrimonio arquitectónico de la República Dominicana.

Planos

Ubicación

C/Duarte esq. Padre Billini, Parque Duarte, Zona Colonial, Santo Domingo

Contáctenos

Dirección: C/El Conde 359, Plaza Lombas, Local 14/15B, Zona Colonial

Contacto
Robert Paulino

Email
rpaulino@remaxcolonialrd.com

Celular/Whatsapp
809 299-5039

Visita nuestro Open House

Julio 10, 2018 a 5PM